CLAUSURAN EN MADRID I JUEGOS PATRIOS DOMINICANOS EUROPA 2017

 

La ceremonia fue la culminación de tres días intensos de competiciones, en donde Madrid se convirtió en el punto de reencuentro de la diáspora dominicana residente en Europa.

Después de tres días de competiciones, los I Juegos Patrios Dominicanos Europa 2017, quedaron formalmente clausurados. Para la ocasión, su Comité Organizador se decidió por una ceremonia sencilla pero auténticamente criolla. Punto final, en el que se rindió homenaje a los deportistas y se agradeció tanto a los patrocinadores como a los representantes de asociaciones culturales e instituciones políticas y deportivas, la disposición y entereza que hicieron posible esta primera edición.

Fueron sponsors oficiales de estos I Juegos Patrios, la Dirección General de Servicios Sociales e Integración Social (Consejería de Políticas Sociales y Familia) de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, el Instituto Universitario Alicia Alonso, IES Jaime Veras,  el Consejo Superior de Deportes, la Universidad Camilo José Cela,  la Federación Madrileña de Tiro con Arco, la Federación Madrileña de Judo, la Federación Nacional de Taekwondo, el ESNE, el Ministerio de Turismo de la República Dominicana, la Junta Central Electoral de la República Dominicana, El Centro Cultural Juan Bosch, XS, Vuelo Okey, Cielo RD, COOPRODOM, Next, Club, Fundación Madrina, Cesal, Asociación por los Dominicanos, Ángela Carrasco (Escuela de Teatro Musical), Unidom, Soy Caribe Magazine, Asociación Vecinal Solidaridad, entre otros.

El acto de clausura que tuvo lugar el domingo 22, en el salón de actos del Hotel Holiday Inn en la capital de España, lo encabezaron el ministro de deportes de la República Dominicana, Danilo Díaz; el embajador de la República Dominicana ante el Reino de España, Olivo Rodríguez Huertas; el cónsul general dominicano en Madrid y presidente de los Juegos, Rafael Acosta; el presidente de los Juegos Nacionales “Hermanas Mirabal 2018”, Edi Medina; Bernardo -Tony- Mesa, titular técnico del Ministerio de Deportes; el diputado de ultramar, Marcos Cross; la directora para la Vinculación de los Dominicanos en el Exterior, Emilia Fernández Parache y Roberto Jiménez director general de los I Juegos Patrios Dominicanos Europa 2017.

En representación de otras sedes consulares en España y resto de Europa, estuvieron María Brazobán, cónsul de Holanda; Irma Bautista, de Tenerife; Juan Borg Gil, de Sevilla; Santiago Rodríguez, de Génova; Jorge Cordero, de Valencia y Manuel Colón, de Marsella.

El director técnico de los Juegos, Domingo Cuevas, fue el encargado de la entrega de preseas a los deportistas y equipos de las disciplinas, cuyas finales coincidieron en horario con la celebración del acto de clausura.

En Fútbol, el oro fue para Madrid, la de plata para Barcelona y el bronce para Castilla y León. El premio al mayor goleador se lo llevó Yunior Mateo. En Baloncesto Masculino, el oro para Madrid A, la plata para Barcelona y el bronce para Italia. El mvp fue José Peña Ruso, el jugador más valioso, Joseph Ernesto Peña Castillo y el líder puntos Bryan Cruz Salas. En Baloncesto Femenino, el oro para Spark, la plata para Madrid A y el bronce para Madrid B. El premio a la jugadora más valiosa se lo llevó Estela Delgado Urbáez. En Softbol, el oro lo obtuvo Holanda, la plata Madrid y el bronce Barcelona. En Beisbol, el bronce lo consiguió Madrid, la plata Barcelona y el oro Italia. El jugador más valioso de esta última disciplina fue Natanael Batista.

Como ya viene siendo tradición, la emotividad y sentimiento que identifica al pueblo dominicano allí por donde va, no se hizo esperar; los bailarines Lluvia Marcela y Engels Méndez, al compás de bachata y merengue entusiasmaron al público. Le siguió el joven Yaron, cantante urbano residente en Madrid, que interpretó una emotiva canción a la patria.

La ceremonia de clausura, que magistralmente condujeron Nolberto Azor y Óscar Jiménez, cerró con broche de oro con la actuación de la cantante lírica domínico-española, Sislena Caparrosa. Su voz potente y prodigiosa enardeció a los allí presentes que, emocionados y puestos de pie, no paraban de ovacionarla.